Adios al 2020, una pandemia y mucho esfuerzo

Un mundo más dulce naranja a naranja.

Adios al 2020, una pandemia y mucho esfuerzo

Ha sido un 2020 raro. En muchos aspectos. Queríamos hacer muchas cosas, probablemente más de las que podíamos masticar, nos retrasamos en nuestras fechas, hubo cambios en el equipo, trabajamos hasta tarde cada vez que el sitio web tosía… Y encima una pandemia.

Todo junto ha hecho que nos desviáramos sobre el plan previsto pero aún así hemos conseguido mucho y quisiéramos compartirlo con vosotros.

Parar empezar ha sido un año espectacular para nuestra familia. El año pasado distribuimos toda la producción que llegó a unos 9100kg.

Este año la producción ha sido de… unos 13000kg. Todo esto con una transición a eco en marcha, sin saber cómo se tomarían los arboles su primer año completamente eco, lidiando con una infección por hongos en las raíces que debilitaba algunos árboles y era difícil de tratar sin recurrir a químicos.

No es por nada pero 13000kg es el 50% mas que 9100kg, nuestros árboles parecen decirnos que quieren más caca y menos químicos y así vamos a seguir.

También comenzamos nueva aventura con correos express, y en la mitad de las dificultades del confinamiento incorporamos a DHL para poder abarcar más pedidos a la semana sin saturar a correos. Aún así nos quedamos con darle una pensada a la logística el año que viene habida cuenta de los problemillas que hemos tenido.

Aún así hemos eliminado las devoluciones de 12 el 2019 a cero en 2020. Sin ser perfectos correos y DHL han echado el resto para entregar cada paquete, aunque a veces las circunstancias hayan interferido para que el resultado sea perfecto.

De los 13000kg, hemos vendido en la web unos 8200kg, de los cuales hemos repartido 1650kg de forma gratuita a través de nuestro formulario de pedidos gratuitos o a ONG o instituciones que han colaborado con nosotros en hacerlas llegar a quien más las necesitaba.

Las principales donaciones:

Banco de alimentos de Valencia

Proyecto Rehoboth, asociación Natania a través de nuestra amiga Lola Pérez,

Asociación Nájera Responde

Y otros muchas donaciones menores a personas y familias que las solicitaron en nuestro formulario web.

Con el estado de alerta por COVID-19 decidimos tirar por la ventana el sentido común comercial y redujimos los precios a lo mínimo para pagar la mano de obra de Vicente que es nuestro amigo que recoge vuestras naranjas. Gracias a ello hemos podido pagarle un sueldo y su Seguridad Social estos meses y ayudarle a encaminar otro modo de vida fuera de la temporalidad del campo.

Sin embargo con nuestros amigos del Jardín de l’Albarda decidimos que su proyecto era innegociable y sus productos se alinearon en precios con otros del mercado.

Ese experimento nos ha permitido vender sus naranjas a unos fantásticos ¡0.53€ el kilo! Espectacular, ¿verdad?.

Para nosotros ése era un precio clave. Es el mejor precio que se ha pagado por naranja en árbol este año por nuestra zona. Y ha sido bueno porque la presión de Francia y Alemania por hacerse con naranjas frente al COVID-19 ha subido los precios. Nuestro experimento nos ha demostrado que podíamos ofreceros un muy buen precio a vosotros y a una explotación de apenas 200kg de producción pagarle el mismo precio que se ofrece a gente que tiene hectáreas de producción y puede negociar de tú a tú con los grandes almacenes de distribución.

Y podíamos hacer todo esto manteniendo unos principios de producción sostenible, análisis constante de nuestra huella CO2 y apuesta por proyectos con valor.

Hablando de CO2, el año pasado, estimamos que nuestra operación sacó del aire 12 toneladas de CO2. _Este año hemos eliminado la produccion de CO2 en el riego mediante la implantación de un sistema de alimentación solar. Vosotros también nos habéis ayudado agrupando vuestros pedidos en paquetes más grandes. Mientras el año pasado usamos 1600 envíos para repartir 9000kg este año hemos usado sólo 585 envíos para repartir 8200kg. Todo esto sumado hace que estimemos nuestra huella de CO2 este año en 45 toneladas métricas positiva. Es decir ¡hemos casi cuadriplicado la eficiencia de nuestros árboles retirando CO2 de la atmósfera!

Otro factor importante, el año pasado repartimos 9000kg entre abril y julio. Este año hemos repartido 8200kg en escasamente dos meses de confinamiento. Lo cual nos anima a buscar más amigos para el año que viene empezar antes, cubrir más temporada y mandaros besos durante mucho más tiempo que es lo que nos gusta.

Nos ponemos a cuidar los besos del año que viene. Para empezar tienen peluquero, spa y manicura esta semana para ponerse guapos para el verano. Que no les falte de nada mientras engordan los besos del año que viene.

Estaremos en contacto en las redes. Y nos volveremos a ver antes de lo que pensáis.

Agro & the team.

PS como todo queda más mono con un dibu… hemos estado probando nuestras habilidades con este 🙂

Juramos que no sabemos porqué Teruel no existe para nuestro programa de gráficos 🙁

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: